En los años 20, grupos de estudiantes de diferentes universidades norteamericanas se comenzaron a unirse para simular la Liga de las Naciones, predecesora de la actual organización de Naciones Unidas. Esas oportunidades fueron creadas para enseñar a los estudiantes la importancia de aprender sobre la paz, el diálogo y la cooperación con el objetivo de evitar la guerra, así como a defender los intereses de su país. Desde entonces, los Modelos de Naciones Unidas (MUN, por sus siglas en inglés) comenzaron a ser más populares y son hoy en día uno de los ejercicios de diplomacia más importantes a nivel universitario. Estando especialmente reconocidos en los países de habla inglesa, los MUN se celebran en la actualidad en todo el globo, existiendo simulaciones muy reconocidas en los Estados Unidos, Reino Unido, Rusia, Corea del Sur, Turquía, Países Bajos etc.

Un Modelo Naciones Unidas es una conferencia, normalmente de una duración entre tres días y una semana, en la cual estudiantes de todo el mundo se unen para introducirse en la piel de diplomáticos de todos los Estados miembros de Naciones Unidas y debatir acerca de temas de gran relevancia internacional como son los Derechos Humanos, el medioambiente, las operaciones de mantenimiento de la paz o el papel de los niños en los conflictos armados, entre muchos otros.

La estructura general de las Naciones Unidas se ve reproducida: Están representados los principales órganos y comités como el Consejo de Derechos Humanos, el Consejo de Seguridad, la Asamblea General o el Comité Económico y Social. Los estudiantes asumen el rol de “Delegados”, representando un país en su propio comité, y deben negociar con aliados y adversarios, realizar discursos y solventar problemas y, sobre todo, discutir y debatir en un ambiente totalmente multicultural, todo ello en interés de movilizar la cooperación internacional para resolver problemas que afectan a los diferentes países del mundo. Es por ello que los delegados intercambian posturas y negocian sobre la posición de sus países a fin de redactar, votar y adoptar una resolución final que lleva consigo el objetivo de proponer soluciones a las cuestiones reseñadas en el tema de debate.